La Tierra podría cambiar la duración de los días

¿25 horas serán suficientes?

Los científicos están estudiando el cambio en la rotación terrestre, lo que podría significar un gran adelanto para comprender la dinámica rotacional de nuestro planeta.

Si sos de las personas que no les alcanzan las horas del día para hacer todas sus tareas, esta información te puede resultar útil y es que una reciente investigación de científicos alemanes descubrió que un día en la Tierra podría extenderse hasta 25 horas.

Actualmente, un día en nuestro planeta dura 24 horas. Sin embargo, este número puede cambiar en el futuro y tiene que ver con el tiempo de rotación terrestre. Cada día no dura exactamente lo mismo que el anterior y tampoco están formados por 24 horas exactas, sino que poco a poco van en aumento. 

Ahora bien, lo que marca el principio y el final de una jornada es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre su eje y este es cada vez más lento. Por ejemplo, hace 1500 millones de años, los días eran mucho más reducidos que ahora. Solo constaban de unas 18 horas y 41 minutos. Un poco más adelante, hace 66 millones de años, cuando los dinosaurios habitaban la Tierra, los días crecieron hasta ser casi como los actuales, de 23 horas

Durante el tiempo transcurrido desde entonces, la Tierra fue girando de una forma cada vez más lenta, lo que provoca que este movimiento de rotación cada vez sea más largo y que, por lo tanto, los días se prolonguen más tiempo.

Pero ahora, un grupo de expertos alemanes está calculando cuando un día terrestre podría llegar a tener 25 horas. Un equipo de científicos de la Universidad Técnica de Múnich (TUM) realizó un intenso estudio a través de un instrumento láser “ultrapreciso” para medir la velocidad de rotación de planeta de la manera más exacta posible.

Ulrich Schreiber, líder del proyecto en el Observatorio para TUM, destacó la importancia de las fluctuaciones en la rotación no solo para la astronomía, sino también para la creación de modelos climáticos precisosy para una mejor comprensión de fenómenos meteorológicos como El Niño.

Y para ello diseñó este avanzado láser, dispositivo que utiliza un sistema complejo de láseres y espejos para detectar con precisión las variaciones en la velocidad de rotación de la Tierra.

Las proyecciones sugieren que dentro de 200 millones de años, un día se extenderá a 25 horas. Esta dinámica evolutiva de la rotación de la Tierra subraya la importancia de las mediciones avanzadas, aunque nadie sabe quién o qué podría estar presente para presenciar y corroborar estos cambios en un futuro lejano.

Los efectos de la rotación de la Tierra

La Tierra gira sobre su eje, una línea imaginaria que va del Polo Norte al Polo Sur, es así como tenemos el ciclo recurrente del día y la noche. Esta rotación se produce en sentido contrario a las agujas del reloj cuando se ve desde arriba del Polo Norte, y se necesitan aproximadamente 24 horas para completar una vuelta completa. Aunque, como adelantamos anteriormente, ese período de tiempo está aumentando lentamente.

Hace unos 4.600 millones de años, la Tierra se formó a partir de una nube de gas y polvo. A medida que este material se fusionó bajo la gravedad, comenzó a girar, dando lugar a la rotación que observamos hoy. A medida que la Tierra gira, diferentes partes del planeta miran al Sol y experimentan la luz del día, mientras que otras se giran y caen en la noche.

Además, la rotación de la Tierra también influye en el clima y los patrones meteorológicos. El efecto Coriolis, resultante de la rotación, hace que el aire y el agua en movimiento se desvíen hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur. Esta desviación juega un papel crucial en la configuración de los sistemas climáticos y las corrientes oceánicas.

¿Por qué cambia el tiempo?

Hay varios motivos que provocan la variabilidad de duración en el movimiento de rotación de la Tierra y que generan, con el paso de los años, que aumente lo que duran los días.

  • Los movimientos internos de los componentes sólidos y líquidos que forman el planeta.
  • Los cambios en la distribución de su masa.
  • Las interacciones gravitacionales con la Luna y el Sol.
  • El bamboleo que experimenta su eje.

Todas estas circunstancias hacen que la velocidad de giro de la Tierra varíe. Hoy en día los científicos utilizan observaciones astronómicas para estudiar la rotación de la Tierra. Al monitorear las posiciones de las estrellas y otros cuerpos celestes, pueden medir la velocidad y los cambios precisos en el giro de la Tierra.

También, los satélites equipados con sensores avanzados proporcionan otro medio para estudiar la rotación de la Tierra. Estos instrumentos pueden detectar cambios sutiles en la velocidad de rotación y la orientación del eje de la Tierra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *