Messi volvió con todo en el debut de la MLS

Con la visita de Will Smith (como un hincha más), una gambeta a un rival tirado en el piso, un casi golazo olímpico y la réplica de la jugada contra Jerome Boateng, asi fueron algunas de las sorpresas que regaló el primer partido oficial de Messi en la temporada.

El Inter Miami se impuso al Real Salt Lake por 2-0 en su debut oficial de temporada en la MLS, con goles de Robert Taylor y Diego Gómez, en lo que fue el estreno de Luis Suárez en la liga. Sin embargo, todos los ojos estuvieron puestos en Lionel Messi, quien protagonizó diversos momentos en el partido.

Ya desde antes que comenzara el encuentro, se supo que el reconocido actor Will Smith iba a estar en el Chase Stadium y que un saludo con el argentino era muy probable.

El abrazo con el ganador de un Premio Óscar se viralizó rápidamente en las redes sociales, donde luego Will Smith mostró una especie de “altar” que tiene en su casa con fotos del rosarino.

Ya en el partido, si bien no logró marcar, Messi tuvo momentos en los que se lo notó en plenitud. Probablemente, el más destacado fue cuando gambeteó a un rival tirado en el piso con una facilidad propia del mejor jugador del mundo.

La primera ocasión clara de Messi en el partido no llegó hasta el minuto 17, cuando estuvo a punto de inaugurar el marcador a través de un tiro libre. Para evitar que metiera el gol, los de Utah se pusieron todos adentro del área y, aunque la ajustó cerca del palo, un defensor la sacó en la línea.

La mandó a córner, y el propio Messi lo convirtió en otra ocasión clara. El 10 sigue buscando su gol olímpico, aunque esta vez lo evitó MacMath justo cuando la pelota estaba ingresando en el segundo palo.

Ya cuando terminaba el encuentro, Messi hizo una reedición de uno de sus goles más icónicos. Una tarde de 2015, el argentino había dejado en ridículo a Jerome Boateng y sentenció una imagen que quedó para el recuerdo: el defensor se tiró al piso para no lesionarse luego de una gambeta impredecible que lo dejaba mal parado.

En esta ocasión, realizó la misma maniobra, pero no terminó en gol ya que el arquero achicó muy bien el ángulo y logró tapar el remate de Lionel Messi.

Además, cabe recordar que volvió a compartir cancha en un partido oficial con su amigo Luis Suárez, que otorgó una asistencia para sentenciar el partido. Por su parte, Messi hizo lo propio, pero para abrir el marcador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *