El FMI advierte sobre los riesgos a la pérdida de empleos por la Inteligencia Artificial

El Fondo Monetario Internacional presentó un informe en el que refiere a la posibilidad de que la inteligencia artificial tome trabajo asignado a los humanos.

La inteligencia artificial avanza a gran velocidad y su llegada alcanza distintos ámbitos. El laboral no es una excepción, por lo que hay algunos riesgos sobre los que alertó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe presentado durante el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

Según explica el relevamiento presentado por Kristalina Georgieva, directora Gerente del organismo, el 40% de los trabajos pueden verse afectados por esta tecnología a lo largo del mundo. El paper fue realizado por los técnicos Mauro Cazzaniga, Florence Jaumotte, Longji Li, Giovanni Melina, Augustus Panton, Carlo Pizzinelli, Emma Rockall, y Marina Tavares.

Ante este contexto, el FMI pide “idear un conjunto de políticas para aprovechar de manera segura el vasto potencial de la IA en beneficio de la humanidad”. Y agregaron que “una de las cosas que distingue a la IA es su capacidad para impactar los empleos altamente calificados”.

¿Cómo puede afectar la inteligencia artificial en la economía?

En base a los datos presentados por el FMI, alrededor del 60% de los empleos en las economías avanzadas están en riesgo. En algunos casos, podrían beneficiarse por esta tecnología, aunque en otros podría llevar a una clara baja de la demanda o, en el peor de los casos, podrían desaparecer ciertos trabajos.

Una diferencia aparece en los mercados emergentes y los de bajos ingresos, ya que los efectos de la inteligencia artificial estarían en el 40% y 26% respectivamente. En cuanto a países, los que tienen mayores riesgos son Reino Unido con más del 65% y Estados Unidos con el 60%. Con respecto a América Latina, Brasil y Colombia tienen los porcentajes más altos, aunque mantienen el promedio mundial del 40%.

Un punto importante es que la situación puede decantar en desigualdad entre los países. Según la visión del FMI, los trabajadores que puedan aprovechar la IA tendrán un aumento en productividad ty en sueldo, mientras los que no lo hagan puede que se queden detrás en el mercado.

El informe señala también: “En la mayoría de los escenarios, la IA probablemente empeorará la desigualdad general, una tendencia preocupante que los formuladores de políticas deben abordar de manera proactiva para evitar que la tecnología avive aún más las tensiones sociales. Es crucial que los países establezcan redes integrales de seguridad social y ofrezcan programas de reciclaje para los trabajadores vulnerables”.